La fractura de estrés que deja a Pau Gasol de baja “indefinida”

 En General

Pau Gasol, jugador español en la NBA sufre una fractura de estrés en su pie izquierdo, el mismo que se lesionó en el Mundial de 2006 en el partido de semifinales entre España y Argentina y donde se fracturó el quinto hueso metatarsiano. En esa ocasión tuvo que ser intervenido para la colocación de un tornillo de titanio en el hueso fracturado y estuvo de baja un tiempo de cuatro meses.

Faltan datos para conocer si la fractura por estrés en el pie izquierdo de Pau Gasol es en el mismo hueso que tuvo que ser operado en 2006.

El equipo médico de los San Antonio Spurs está valorando el estado del jugador español que de momento permanece fuera de la cancha con una bota de protección.

El especialista en traumatología, Gonzalo Mora, de la clínica ITRAMED y los especialistas en Ciencias de la Actividad Físcia, Jorge Jiménez, y en Fisioterapia, Pablo Ramírez, de la clínica Salud Deportiva Alxen, nos aportan sus conocimientos sobre la lesión sufrida por Pau Gasol y qué se espera de su recuperación.

 

¿Qué es una fractura de estrés?

Son un tipo de fracturas que se producen por sobrecarga mecánica repetitiva (estrés) en algunos huesos del cuerpo sometidos a mayores impactos, habitualmente en las extremidades inferiores, sobre todo en los pies.

 

¿Por qué se producen las fracturas de estrés?

Al contrario que las fracturas habituales que se producen por un impacto súbito, las fracturas de estrés son el resultado de múltiples impactos de menor intensidad pero muy repetidos, por esa razón lo habitual es que aparezcan con más frecuencia en deportistas en periodos de mayor entrenamiento o en competiciones. No obstante también aparecen en personas que realizan caminatas largas durante varios días como es el caso de algunos peregrinos del Camino de Santiago.

 

¿Es posible que tras haber sufrido una lesión en 2006 en el mismo pie, haya desencadenado la situación?

Teóricamente al haber sufrido una lesión previamente puede haberse modificado parcialmente las zonas de carga del pie y esta nueva situación favorecer la aparición de sobrecargas en otras zonas del pie. No obstante han pasado ya 12 años y en un deportista de máximo nivel como Pau Gasol lo más probable es que se trate de una nueva fractura de estrés (aunque sea en el el mismo hueso) como si se tratase de un primer episodio sin antecedentes previos.

 

¿Cuánto cuesta habitualmente recuperarse de una lesión así?

La curación de una fractura de forma habitual precisa de al menos 2 meses, pero después suele hacer falta completar una fase de remodelación del hueso y de fortalecimiento del mismo, sobre todo en el caso de deportes de salto constante como en el caso del baloncesto y más aún a nivel profesional.

 

¿Existen algún tratamiento que acelere la recuperación de la lesión?

Desde un punto de vista médico es posible acelerar la biología de la reparación ósea mediante una inyección de PRP (plasma rico en plaquetas) a nivel del foco de lesión. En otros casos, dependiendo del tipo de fractura puede ser necesario una intervención quirúrgica (habitualmente colocando un tornillo que comprima el foco de la fractura y favorezca su consolidación).

En cuanto al tratamiento fisioterápico la tecarterapia está especialmente indicada para la aceleración del proceso curativo en este tipo de fracturas óseas, ya que contribuye a aumentar los nutrientes y el oxígeno necesarios para acelerar la reparación celular, así como su campo electromagnético genera un aumento del metabolismo del proceso biológico de regeneración, además de aportar una acción analgésica.

En ocasiones también asociamos la magnetoterapia (campos magnéticos de alta y baja frecuencia para tratamiento terapéutico), la cual reduce los tiempos de recuperación en fracturas y lesiones óseas.

 

 

¿En qué está enfocada la recuperación de la lesión?

La recuperación de este tipo lesiones irá enfocada en el alivio del dolor en etapas más agudas, además de la gestión de la carga de impacto que implique al hueso lesionado. Es decir, se empezará con actividades que tengan poco impacto y a medida que se pueda realizar sin dolor se irá progresando a ejercicios de alto impacto hasta finalizar con la actividad que le generó esa fractura por estrés.

En definitiva el acelerar en lo posible la biología de la curación de la fractura mediante técnicas anteriormente comentadas, evitando a la vez la atrofia tanto del hueso como de la musculatura de la zona lesionada, con introducción de trabajo de menor a mayor impacto.

 

¿La lesión en el mismo pie le va a modificar la forma de correr, saltar…?

El hecho de que sea una lesión de este tipo y en el mismo pie, sin duda hace que sea necesario hacer un análisis  de su técnica de carrera, su dinámica de impactos (como apoya al caer, si cae antes con un  pie que otro) y como realiza sus gestos específicos deportivos; con la idea de ver si hay algún matiz que genera descompensaciones en sus apoyos y en sus caídas, para a través de la corrección técnica tratar de compensar y buscar mayor equilibrio… o incluso si no hay descompensaciones destacadas tratar de evitar que la zona que ha sufrido esa lesión sufra menos en sus acciones específicas.

Este análisis se realizaría en la última fase de readaptación y reentrenamiento  y es muy interesante introducirlo en su trabajo individual de prevención.

Novedades Recientes

Deja un comentario

Contáctanos

Contacta con nosotros. Te contestaremos lo antes posible.

Introduce el texto y pulsa Enter para buscar